MENU

Colo Colo uno a uno: Trabajo que se refleja e ilusiona

El equipo de Pablo Guede sigue su evolución y reventó esta vez a los titulares de Everton. Le hizo de nuevo cuatro goles a un equipo que, hasta antes de chocar con el Cacique, estaba invicto con Vitamina Sánchez. Hace cambios, ajustes, pero la idea sigue igual y la progresión también. 

Paulo Garcés: Tuvo un error saliendo con los pies que le quedó a Braian Rodríguez pero desvió. Más allá de eso, cumplió de buena manera, aunque a veces arriesgando demasiado y chocando con rivales, exponiendo el físico. Al menos nunca escatima en eso, aunque le cueste alguna lesión.

Matías Zaldivia: Metió mucho, harta pierna fuerte pero leal, imponiendo respeto por su zona y sin complicarse cuando no tenía para descargar con un compañero.

Julio Barroso: Salvo el sombrero que le tiró Rodrigo Echeverría en un arranque, el Almirante no tuvo mayores zozobras para controlar a Braian Rodríguez y a la ofensiva ruletera.

Claudio Baeza: Ordenado, cumplidor y ratificando su buen semestre que debió tener su coronación con un llamado a la Roja que irá a la China Cup. Dúctil futbolista que siempre rinde.

Gonzalo Fierro: Cumplió de buena y ordenada manera, algo que siempre le entregó Luis Pedro Figueroa desde lo táctico a Pablo Guede y que llevó a que le quitara el puesto al 11 albo. Bien robando el balón del tercer gol y descolgándose para generar peligro por su banda.

Esteban Pavez: Ordenó el mediocampo de manera constante y ayudó a que no escalara el peligroso Maximiliano Cerato. Tuvo una actuación completa, acorde a su muy buen semestre futbolístico que, por qué no, quizás lo haya tenido por última vez con la camiseta de Colo Colo si se da su partida al extranjero. Está en buen momento para dar el salto.

Gabriel Suazo: Tuvo algunos problemas con Rodrigo Echeverría en los primeros minutos y hasta se comió feroz reto de Esteban Pavez por una cobertura que no realizó, pero todo eso lo suplió con ímpetu y calidad demostrada con un pase exquisito para que Esteban Paredes pusiera el segundo gol. Sangre fría para decidir y buen tino para esa jugada final.

Martín Rodríguez: Quizás no tuvo las luces de otros partidos, pero igual fue determinante. Aguantó bien el balón en la jugada del primer gol e hizo lo que quiso con la defensa para propiciar el cuarto. Gran manera de coronar su mejor semestre como profesional.

Ramón Fernández: El mejor de la cancha y en qué momento. Muy activo en los primeros minutos, gran acción en el primer gol al robar el balón él y luego mandar el centro y coronó con un tanto de cabeza siguiendo atento la jugada. Se ha ido ganando su puesto y, como él ha dicho, parece haber encontrado un lugar agradable para desarrollar su fútbol en un equipo grande más allá de su zona de confort de O’Higgins y La Calera. Bien por él y por el equipo.

Octavio Rivero: Gran partido. Si bien estuvo involucrado en una jugada de un posible penal a favor de Everton, luego hizo el primero muy “a la uruguaya” y asistió para el tercero con precisión. Una actuación que lo puede elevar a mayores glorias con la camiseta de Colo Colo en el futuro.

Esteban Paredes: Qué se puede decir. Es una bestia. Le quedaron tres, una la sacó Eduardo Lobos apenas y las otras dos fueron adentro y cerraron el partido tempranamente. Otro título de goleador de un campeonato para su palmarés y una nueva vuelta con el club de sus amores. Ídolo.

(66’) Iván Morales: Metió el cuerpo, aguantó, luchó y casi le sale otro arranque mano a mano con el portero rival como ante Palestino, pero Cristián Suárez lo bajó y se fue expulsado. Su primer título de, esperemos, muchos.

(74’) Luis Pedro Figueroa: Se paró por la banda izquierda de manera muy aplicada para evitar problemas cuando el partido estaba resuelto. Y lo hizo de buena manera, pese a que venía medio “machucado” físicamente.

(83’) Branco Provoste: Estuvo poco pero tuvo personalidad. Metió un pase en profundidad, le pidió un tiro libre a Gonzalo Fierro, ni más ni menos, y nunca se achicó. Jugó en una final de Copa Chile a los 16 años, tal como lo hiciera hace dos décadas un tal Lucho Mena.

DT Pablo Guede: Como dicen en su país de origen, se “bancó” un comienzo horrible en cuanto a resultados que hasta le costaron cuestionamientos y gritos de “vende humo”, entre otros, en el Monumental y redes sociales. No dejó de creer nunca en su método y tenía convencido al grupo. Tanto, que después de las pausas por las fechas FIFA Colo Colo comenzó a mostrar otra cara. Misma cara que lo tuvo con un buen cierre de Apertura, superando claramente en todas las parcelas al bicampeón del fútbol chileno en tres partidos y con el título de la Copa Chile. Aún queda mucho, pero lo hecho da para ilusionarse con más. En cuanto al partido mismo, la ruptura de los volantes y el gran partido de Ramón Fernández y Octavio Rivero sumado al instinto asesino de Esteban Paredes y los “estiletazos” de Martín Rodríguez le permitieron llevar su idea a cabo de manera solvente.

PROXIMA FECHA

VS

MIÉRCOLES 18 DE ENERO / 20:30 HORAS

ESTADIO MONUMENTAL

Ver información de entradas
ULTIMO PARTIDO
Ex-Albos en RedGol

Tienda Dale Albo

loading widget