Dalealbo

Se camina lento, pero se avanza… Y lo otro da para querella.

Esta semana "Car'e Guagua" analiza el andar futbolístico del equipo de Tocalli, que gana, pero no juega "a lo Colo Colo", como le gusta al hincha. También contesta a algunos hinchas (o pseudohinchas) que solo insultan y critican sin base y fundamento alguno.


El duelo ante la Universidad de Concepción demostró una vez más lo que Colo-Colo ha sido durante este segundo semestre: un equipo que gana pero no enloquece. Que alimenta pero de forma moderada, sin llegar al regocijo. Que apuesta por tener el balón y buscar, aunque sea de forma parsimoniosa, el gol. Y esa falta de vértigo o de mayor rapidez y claridad en los últimos metros a veces tiende a desesperar. Aunque sabemos que a la larga de esa forma igual se obtendrán más triunfos que derrotas.

El problema pasa porque esa no es la forma que históricamente al colocolino le ha gustado. Pero a estas alturas da igual, ya que el objetivo único es el título. Es obvio que quien mejor trata el balón, quien lo posee y lo distribuye con claridad está más cerca de la victoria que aquel que sólo corre y tira pelotazos largos sin sentido.  Pero se ha dicho en muchas veces que al seguidor del albo le gusta ganar, golear y con una alta dosis de esfuerzo, garra y sacrificio, mojando la camiseta, y con un fútbol bien estructurado en defensa y ataque. Eso es el ideal, aunque ya incluso muchos de quienes comentan en este espacio y dan sus opiniones sobre las columnas han coincidido que este campeonato si lo ganamos será tarea de todos, será luchando y sufriendo más que luciendo. Y para allá vamos.

Recuerdo además que una vez un colega y amigo me dijo: “Miralles es muy bueno, hace goles en las instancias importantes, pero pucha que se equivoca en los goles fáciles”. Ante los del Campanil me acordé de eso y también lo hice extensivo a otros de nuestros jugadores. El partido se pudo ganar fácil, sin transpirar, pero terminamos picando de atrás. Bueno ganar así también nos gusta, pero no es el ideal cuando tenemos un equipo tan superior, como lo fue en el juego, no así en las redes.

El tema es que de no mediar un descalabro las semifinales están allí y cada vez más cerca la estrella número 29. Que no se conseguirá con tanto brillo, pero que resplandecerá igual de fuerte en el firmamento del inmortal Cacique.

Por otro lado, quería tomar el impagable espacio que me da “Dale Albo” para hacer unas pequeñas aclaraciones. Y lo hago no con la del picado sino que para que los que a veces enlodan simplemente por ensuciar el honor de otro tengan clara las ideas respecto a mi situación… De partida recibí una invitación de uno de los creadores de este sitio hace mucho, pero mucho tiempo, para hablar de lo que tanto nos gusta: “Colo-Colo”. Y créanme que lo reflexioné mucho, ya que siempre he sabido y lo que aquí he leído me reafirma más que antes QUE CADA SER HUMANO SE CREE  SIEMPRE DUEÑO DE LA VERDAD ABSOLUTA y si alguien dice algo contrario es traidor, ladrón o cualquier cosa.

Pues me presento a grandes rasgos: soy socio de Colo-Colo desde antes que fuéramos campeones de América (y al día en mis cuotas). No soy millonario, al contrario nací y crecí en una población callampa, pero merced a valores que me enseñaron mis padres y reflejados en el mismo esfuerzo de Colo-Colo que proyecta la gente de pueblo esforzada salí adelante y tengo profesión (no tiraré encima mis títulos académicos porque eso no viene al caso, y además sé que en Chile hay mucha gente muy capaz, pero que la injusticia social le privó de llegar a un título, aún cuando como seres humanos son muy valiosos). Mi apodo Car’e Gua-Gua lo tengo desde cuando fui parte de la Garra Blanca, a la cual me uní en la década del ’80 (donde ser barrista era muy difícil porque ser  poco más de cien “cabros chicos” en plena dictadura gritando cosas que para ese tiempo eran muy agresivas, resultaba cosa de locos porque custodiaban 50 “pacos” dispuestos a sacarte la cabeza. Hoy cuando se es  más de cinco mil cualquiera es valiente ante cien carabineros… De paso no olvidemos la Garra Blanca este 27 de noviembre cumple 25 años, bodas de plata para la mejor barra del país).  Ahhh y por último jamás,  nunca, pero nunca he recibido peso alguno de Colo-Colo, ni mucho menos de Blanco y Negro. O sea tengo la conciencia tranquila.

Entonces señores, agradezco quienes no comparten mis puntos de vista, y lo hacen ver con alturas, pero aquellos que dicen que jamás han visto  alguien más comprometido con Blanco y negro que yo, me dan ganas de decirle cuan equivocados están. Y sepan que incluso he recibido no uno sino varios llamados de esa misma concesionaria diciendo que soy injusto con ellos, que nada que ver lo que he dicho, que como los ataco tanto. Y bla, bla, bla…. Y sepan. Les doy las gracias, porque con eso demuestro el fin absoluto del periodista: INDEPENDENCIA. Ya que los uno dicen que soy de allí, y los de allí creen que soy de los unos. Gracias muchas gracias.

Por otro lado, “Guatón del Tablón”, te lo digo así y sin ánimo ofensivo, porque es la forma en que te identificas, creo que estás equivocado amigo. Yo jamás he utilizado el apelativo “Flaite” en la columna que haces mención. Al contrario yo menos que cualquiera, siendo que vengo de una población de gente humilde voy a ser un desclasado. Al contrario yo soy orgulloso de mi gente alba humilde, y entiendo que muchos de ellos hacen tremendos esfuerzos para seguir al Cacique. Pero el ser humilde no es sinónimo de “Punga” o “Cuma”. David Arellano creó con gente de pueblo un equipo que representa  a Chile, pero jamás dio a entender que debíamos ser agresores de nuestros pares. Y yo el mensaje último que pongo en cada columna lo hago sólo con el afán de que nos cuidemos, porque los colocolinos somos el valor más preciado de este club. Y por eso he llamado a que los socios se pongan al día porque estamos a un año de las elecciones, que no dejemos que nos hagan un gol de media cancha, que elijamos nuestras autoridades, que nos dan el derecho a dos representantes en la mesa de la concesionaria y así también ser dueños de nuestros destinos. Pero para eso se necesita acción y no sólo palabras.

Por último, sepan que ésta es y seguirá siendo la página de los colocolinos incorruptibles. Y no hay empacho en decir que en Blanco y Negro tenemos un candidato a la presidencia que  busco ganar votos siendo accionista, junto a ganar plata. Porque hoy nos convirtieron en negocio. Y esa es la dinámica del fútbol actual aunque no me guste a mí y mucho de ustedes. Pero demos soluciones reales si no queremos eso. Aquí ya se dieron varias en padas columnas.

Y sepan también que si en B&N hay directores por ejemplo que contraten jugadores de un solo empresario y siempre estén los mismos agentes en ese negocio lo diremos. Si Por ejemplo se trabaja con la constructora de algún directivo de forma exclusiva para que éste además de B&N gane plata con negociados también se dirá. Que si se da dinero a quienes no corresponde también se dirá. Que si se pone en cargos a amigos y familiares también estará publicado. Que no debemos olvidar a nuestro ídolos (pero por algo se empieza, mejor poco que nada). Sepan que quiero ser un censor, pero no solo sino junto a ustedes. Si tiene algo que hablar acá será recibido. Si hay propuestas concretas para recuperar el club y darle capacidad de giro a alto nivel lo apoyaremos… Critiquemos con fundamentos y tendrán todo el apoyo. Y sepan que aquí siempre habrá espacio para todos los colocolinos… Pero ojo con lanzar acusaciones infantiles y sin bases porque ésas dan para querella… Por lo pronto aguante Colo-Colo

***** Y reitero, tú que te dices colocolino, respeta y cuida a la gente nuestra, al valor más preciado que tiene el club: su hinchada. Jamás la agredas, ni mucho menos le robes. Asiste al estadio en hermandad, y unión

25 de Noviembre del 2009 - 08:31hrs
0 comentariosDeja el tuyo!
VOLVER ARRIBA ↑