MENU

Análisis del reglamento: ¿Colo Colo arriesga perder los puntos conseguidos ante Everton por la denuncia ruletera?

El cuadro Oro y Cielo anunció que denunciará al Cacique porque, según su explicación, tienen imágenes claras de Pablo Guede y Gustavo Grondona dando instrucciones al banco vía celular estando suspendidos. Pero, ¿qué implicancias puede tener esto? Desmenuzamos la norma para llegar a la conclusión de que las unidades no están en peligro. Lo explicamos con detalle. 

Everton anunció que denunciarán a Colo Colo ante el Tribunal de Disciplina de la ANFP porque, según ellos, tienen imágenes que “comprueban” que Pablo Guede y Gustavo Grondona, DT y asistente técnico del Cacique suspendidos para el duelo ante los Oro y Cielo, dieron instrucciones desde un celular a un tercero que estaba detrás del banco del Popular para luego transmitir los mensajes hacia Agustín Salvatierra.

Ante esto, las diversas interpretaciones llevaron a los hinchas a preguntarse si es posible que los albos pierdan las tres importantes unidades que obtuvieron en Viña del Mar y, para saber la respuesta, hay que ir al Código de Procedimiento y Penalidades del fútbol chileno.

El artículo 67 del mismo es el primero del título “Normas Comunes al Libro Segundo” y dice que “en caso de desacato a los fallos, el Tribunal deberá aplicar al infractor el doble de la sanción impuesta. Además, si el desacato consiste en la participación de un jugador o entrenador en algún juego para el cual estuviese impedido de actuar, el club al cual pertenezca perderá el o los puntos en disputa que hubiese obtenido”.

Pero, ¿a qué se refiere con “la participación”? Para ello, hay que ir al artículo 47, precisamente en el marco del Libro Segundo. Este, en su número 2, expresa que las “sanciones dictadas contra entrenadores, médicos, preparadores físicos, kinesiólogos, paramédicos y auxiliares, estas importarán de manera automática la prohibición de ingreso del sancionado a todo el perímetro del campo de juego, incluido especialmente la banca de suplentes, además de camarines, túneles de acceso , salas de prensa, lugares de calentamiento previo y otros similares . Reglones más abajo, puntualiza que “en caso de inobservancia del club al que pertenezca el sancionado, se aplicará la pena relativa al desacato y/o multa al club”. Es decir, lo relativo a la pérdida de puntos expresado en el artículo 67 en el párrafo anterior.

Por lo tanto, el reglamento es claro: lo que está expresamente prohibido es la presencia o ingreso a las zonas enumeradas en el artículo 47 (banca, camarines, túneles, sala de prensa) y no está explicitado en ninguna parte una sanción directa, específicamente de resta de puntos, por comunicación de algún tipo de un entrenador suspendido con su banca . Lo que sí, se podría interpretar como una falta al espíritu de la norma y, por ende, cabe la opción de que exista alguna amonestación, reconvención o nueva suspensión, pero no se infringe el apartado específico que habla de perder las unidades obtenidas .

Es más, hay jurisprudencia al respecto: en julio de 2016, Cobresal llevó entre los convocados en su planilla oficial ante Deportes Copiapó a Federico Martorell, en circunstancias de que estaba suspendido . Por lo tanto, el Tribunal le restó los tres puntos conseguidos, pero por que infringió directamente lo expresado en la norma que es la presencia de un sancionado , en este caso, en el banco de suplentes y el camarín.

¿Y el caso de Ivo Basay cuando “dirigió” a Marcelo Ramírez en El Salvador a través de una radio? En aquella ocasión, el Hueso estuvo con su cuerpo técnico en el duelo de Colo Colo ante Cobresal en caseta dando instrucciones. O’Higgins denunció el hecho, la Primera Sala del Tribunal de Disciplina le restó los tres puntos conseguidos al Cacique y lo multó en 500 UF y la Segunda Sala revocó la pérdida de unidades dejando sólo la sanción económica. Pero, pese a todo lo anterior, no es comparable: lo que los rancagüinos reclamaron fue un incumplimiento al artículo 53 de las Bases, que exige que un DT o cualquier funcionario debe tener su contrato y finiquito de su anterior empleador debidamente registrado en la ANFP . Es decir, aducían que el Popular fue dirigido a través de un intercomunicador por alguien que no estaba habilitado. Nada que ver con la situación del Sausalito.

Ahora bien, hay un caso más similar al de Guede y Grondona en Sausalito: en 2016, el DT de Mejillones de la Segunda División Profesional, Jaime Carreño, estaba suspendido, se comprobó que dio instrucciones desde afuera ante Deportes Colchagua y su equipo fue castigado con la resta de los puntos obtenidos . Empero, la gran diferencia es que Carreño se puso en una reja justo detrás del banco y gritaba a viva voz órdenes que eran replicadas por quien ejercía como entrenador en aquel partido. De hecho, uno de los videos presentados mostraba cómo una orden dada por el castigado era llevada a cabo de inmediato por su subalterno. Además, se acreditó por registros que, con lo que estaba hablando, estaba dirigiendo al equipo, algo que procede en el caso de Colo Colo.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    VIERNES 23 DE FEBRERO / 20:00 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget