Barticciotto, profundo: “Me cuesta ser feliz, me pone mal la gente que te falla, me cagaron mil veces y me cagarán tres mil”

El ídolo, además, aseguró que aún le duele lo que le pasó en Colo Colo como DT, pero no por los jugadores, sino por Guillermo Mackenna y Gabriel Ruiz-Tagle.

Marcelo Barticciotto concedió una profunda entrevista a LUN. Ahí, trató diversos temas pero sorprendió con algunas declaraciones relacionadas con cómo siente que desarrolló su carrera de la mano de la depresión endógena que lo ha acompañado y lo acompañará toda la vida.

“Me achaca, pero no es que no me deje dormir. No me siento, pero estoy más viejo. Trato de mantenerme, qué se yo. Lo importante es que la cabeza esté ocupada. Y voy al gimnasio. No puedo creer que esté tan viejo. ¿Botox? No, nunca más. Sabes, me gustaría tener 20 años menos”, comentó sobre el haber cumplido 51 años el 1 de enero.

Sobre cómo se vería con dos décadas menos, recalcó que “jugando fútbol igual. No veo mis partidos, pero encuentro que, sin ser un malagradecido, no hice una buena carrera. No jugué en Europa, ni tampoco en selecciones. Cuando me fui a México tenía 27 años. Además, me costó. Extrañaba. Lo mío pasó más por la cabeza. Estuve cerca del Sevilla, Atlético Madrid y del Marsella. Al año que llegué a Colo Colo, me quiso el Atalanta y Fiorentina. Pude volver a Argentina después de la Copa, pero me quedé en Colo Colo. A mi hijo Bruno, que juega en la Católica, le digo que sea fuerte de la cabeza. Lo otro lo tiene. Si eres sentimental, eso no te va a ayudar. Tienes que apechugar”.

Y ahí entró en el tema de su enfermedad. “Lo manejo, lo manejo, lo manejo. Cuesta. No es fácil. Mantenerme ocupado es una buena terapia, pero todas las mañanas hay que meterle. La mochila es pesada. Me pone mal la gente que te falla, entregarse a alguien y que no te lo retribuyan. A veces no puedo entender al mundo. Pero no voy a cambiar. Me cagaron mil veces y me van a cagar tres mil”, manifestó.

Profundizando en lo último, recalcó que lo que más le ha dolido en el fútbol fue lo que le pasó como DT en el Monumental. Pero no por los jugadores. “Esa herida la tengo abierta. (Gabriel) Ruiz-Tagle y (Guillermo) Mackenna mintieron descaradamente, dejándome mal a mí con los los jugadores. No fueron los camilleros, como los llamaron. Fueron esos dirigentes los que nos enemistaron. También me dolió que sacarán mi foto del mural que hay en la sala de conferencias”, lanzó.

Retomando la depresión, recalcó que siempre se muestra de buen ánimo porque “como a mí me cuesta ser feliz, trato hacer felices a los demás. Porque siempre me cuesta. Por el problema que tengo, todo me cuesta el doble. Y la tengo que remar. Por eso que cuando alguien me pide sacarme una foto, no tengo problemas en que vengan al canal o a la radio. Hay gente que viene desde lejos y a uno no le cuesta nada hacer felices a las personas”.

Finalmente, destacó que “lo trato y tengo que vivir con eso, pero se puede. Algunas mamás me han venido a preguntar cómo he llevado mi tema. Hay que ayudarlos y apoyarlos. Si se puede hacer de todo. Yo soy un ejemplo también, pero no es fácil, cuesta mucho. La gente a veces no lo entiende. Dicen que es cosa de voluntad. No es voluntad. Puedes tener mucha, pero a veces no te puedes levantar. No tengo el carácter de un depresivo. Yo, no. Al contrario. Nadie lo puede creer y porque también lucho siempre. Uno tiene que aceptar también que te tocó esto y tienes que vivir con esto”.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    SÁBADO 24 DE NOVIEMBRE / 12:00 HORAS

    ESTADIO CAP

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget