Colo Colo uno a uno: A la altura… del triste segundo semestre

Salvo el primer tiempo con Delfín en Manta y el partido con Corinthians en el Monumental, con algunos chispazos en la vuelta con el Timao y algo ante un superior Palmeiras, el equipo de Héctor Tapia hizo exactamente lo mismo que durante su segundo ciclo: mostrarse como un equipo inexpresivo, sin una idea de fondo y sin soluciones futbolísticas y actitudinales desde el banco. 

Agustín Orión: Resolvió bien con los pies en el primer tiempo cuando fue requerido, tuvo un tapadón de achique a Riveros y si bien el gol de Figueroa no es un gol de arquero, quizás pudo hacer algo más ante el remate frontal.

Óscar Opazo: No logró trascender ante Benítez y De La Fuente. En defensa tuvo un par de buenos cierres. Estaba botado arriba al momento del 0-1 y se durmió en el segundo, donde le pasó rápidamente por la espalda Riveros para marcar solo.

Matías Zaldivia: Buena salida por bajo y bien por arriba, pero de su pelota perdida salió el primer gol de la UdeC.

Juan Manuel Insaurralde: Se vio algo lento, pero resolvió bien cuando la UdeC buscó con pelotazos por arriba para despejar.

Gabriel Suazo: Fue el ejecutante de detenidas en desmedro de Claudio Baeza, como ya se venía viendo. Pasó harto en el primer tiempo, activo, un buen pase filtrado a Iván Morales y un remate yéndose por las de él en ofensiva. Al menos algo intentó.

Claudio Baeza: Se vio lento, falto de fútbol. No pudo generar como un 8 y se complicó cuando en el segundo tiempo la UdeC subió una marcha.

Esteban Pavez: En la tónica de su bajo semestre. Droguett lo volvió loco por largos pasajes del segundo tiempo y se quedó dormido mirando cómo la pelota pegaba en el palo en vez de ir rápido a la marca de Figueroa o de despejar.

Branco Provoste: Se retrasó y eso cortó al equipo. Intentó al menos con un par de remates, pero no fue el enganche que se requería.

Alexander Bolaños: Activo, con ganas, pero impreciso. Sacó un centro que se fue muy lejos y poco más. De todas formas, está empezando y hay que verlo con un equipo que tenga una idea colectiva de fondo, tiene condiciones para ser un interesante punta.

Lucas Barrios: Una buena pared con Provoste y nada más. Muy poco para un semestre que sólo lo vio en buena forma en algunos partidos en la Libertadores.

Iván Morales: El más activo arriba, aunque también con poca precisión. Tuvo un mano a mano pero le quedó larga y la tomó el Tigre Muñoz.

(57’) Brayan Véjar: No logró desnivelar ni ser solución para buscar un nuevo aire en ofensiva.

(75’) Gonzalo Fierro: Entró para jugar algunos minutos en lo que pudo ser su último partido en el Monumental. Si se va, éxito en todo.

(85’) Williams Alarcón: Puesto por puesto a cinco minutos del final en la contención. Inentendible salvo que Pavez haya estado lesionado. No es su culpa, de todos modos.

DT Héctor Tapia: Como en buena parte de su segundo ciclo, con las excepciones del primer tiempo ante Delfín en Manta y el partido con Corinthians en el Monumental, Colo Colo fue un equipo inexpresivo, inconexo entre sus líneas y sin una línea futbolística. Pero eso ya era irremediable a estas alturas. Lo que sí se podía era, al menos, despedirse con un triunfo delante de la gente del Popular en el Monumental, pero ni eso. Cero remate al arco salvo uno que le llegó tranquilo al Tigre Muñoz. Además, no habló ni en la previa ni después del partido una vez conocida su salida. Hasta le dio lo mismo el reglamento. Un triste final, muy acorde a cómo fue la mayoría del semestre. Como sea, éxito donde vaya.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    SÁBADO 19 DE ENERO / 00:00 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget