Colo Colo uno a uno: Desenfocados

El Cacique partió bien pero el momentum duró 15 minutos. Luego el encuentro estaba cantado para irse 0-0 y buscarlo entrando el segundo tiempo, pero otro error de Paulo Garcés condicionó todo. Los cambios en el entretiempo, sobre todo el ingreso de Christofer Gonzales, no fueron solución y sólo se llegó a los ponchazos cuando se cambió el esquema. Además, el equipo se dedicó a pelear desde el arranque con el árbitro. 

Paulo Garcés: Trató de tomar el balón enviado por Gonzalo Abán en vez de meterle los puños. Error en la decisión, cayó en la cabeza de Ignacio Lara y otro gol en contra que complica todo al saco de yerros trascendentalmente perjudiciales para Colo Colo. Pablo Guede dijo, medio en broma medio en serio, que “si la sigue cagando, veremos qué pasa”. ¿Qué pasará?

Felipe Campos: No estuvo mal. Correcto anticipo, luego se descolgó cuando pasó a ser lateral derecho. Quizás de los pocos que mantuvo la calma.

Fernando Meza: Correcto, tampoco fue muy requerido y sólo pasó zozobras en el arranque del segundo tiempo, donde San Luis fue punzante con dos llegadas peligrosas.

Claudio Baeza: El más bajo del fondo. Perdió un balón entrando que fue peligroso y se lo llevó luego Gonzalo Abán con facilidad en la jugada del error de Paulo Garcés y del gol.

Luis Pedro Figueroa: Fue incisivo en el arranque del partido, con dos arranques por derecha que fueron peligrosos. Luego se diluyó.

Jaime Valdés: Sorprendió que, recurrentemente, acudiera a su pierna izquierda para profundizar cuando podía hacerlo con la derecha. Si bien no falló, cabe la casualidad de que es la rodilla derecha la que tiene averiada. En el segundo tiempo se perdió y perdió un balón que terminó en el bombazo de Braulio Leal al palo.

Esteban Pavez: El mejor de Colo Colo. Buen retroceso defensivo, empuje y hasta se animó con un remate que fue mano de un defensor y terminó en tapada de Matías Cano.

Brayan Véjar: No logró ser lo desequilibrante que suele ser en el mano a mano. Recién apareció iniciando el segundo tiempo con un centro interesante que terminó en gol anulado a Jaime Valdés, pero fue reemplazado.

Ramón Fernández: Perfectamente pudo ser expulsado. Amarilla gratuita, luego dejó una plancha algo peligrosa y, cuando tuvo una ofensiva, definió mal.

Octavio Rivero: Trató de aguantar balones y de descargar, puso ganas, pero no alcanzó. No tuvo la fineza de otros partidos para encontrar a sus compañeros.

Esteban Paredes: Bajó a pinchar varios balones a la zona defensiva, pero el ídolo no estuvo en su tarde más fina. También cometió un penal que pasó por alto Eduardo Gamboa, lo mismo que haría después el árbitro con dos a favor de Colo Colo.

(45’ET) Christofer Gonzales: Inexpresivo como, lamentablemente, suele ser cuando es requerido con el partido cuesta arriba y sin espacios. Pero la culpa no es del chancho...

(45’ET) Gabriel Suazo: Cayó en una serie de errores defensivos cuando se rearmó el equipo a línea de cuatro, pero luego al menos trató de empujar en ofensiva, aunque sin precisión.

(65’) Andrés Vilches: Tuvo una, decidió mal y poco más. Como el bloque ofensivo, y en gran medida a la falta de generación desde el medio, terminó chocando contra el buen muro defensivo que plantó San Luis en el segundo tiempo.

DT Pablo Guede: Su equipo partió bien, aprovechando los yerros en la reconversión defensiva de San Luis para ampliar la cancha y llegar atacando punzante por el centro. El problema es que eso duró 15 minutos. Luego se diluyó y cuando estaba todo para un 0-0 parecido al del primer tiempo con la U. de Conce en el Monumental, vino otro yerro de Paulo Garcés que sacó de foco a todos. En el complemento, Colo Colo entró mal, el encuentro se puso para 2-0 y los canarios comenzaron a marcar mejor. Probó con un Christofer Gonzales que ha dado muestras de no ser solución para encuentros cerrados y cuesta arriba y es normal preguntarse por qué no lo hizo con Branco Provoste, que también tiene su confianza y lo metió en el clásico con el marcador abajo. Después cambió el esquema a un 4-2-1-3 con Andrés Vilches y Felipe Campos con Gabriel Suazo como laterales. Algo llegó el Popular, pero más a los ponchazos que otra cosa. Si bien no le cobraron dos penales claros, su equipo no estuvo a la altura, la reacción desde el banco en el entretiempo tampoco y es inevitable pensar que todo el revuelo dirigencial terminó moviendo el piso de un equipo que arrancó crispado y peleando con Gamboa y que fue perdiendo cada vez más el foco.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    DOMINGO 19 DE AGOSTO / 12:00 HORAS

    ZORROS DEL DESIERTO

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget