Colo Colo uno a uno: El zarpazo del indio

El Cacique sacó a relucir su mejor cara en el momento más delicado, una vez más. Goleó a la U, Esteban Paredes hizo historia y se entonó en un Transición que había comenzado a los tumbos traspasándole inseguridades al eterno rival. Panorama ideal antes del receso. 

Agustín Orión: Jugó el Boca – River, el Racing – Independiente, el Estudiantes – Gimnasia, el San Lorenzo – Huracán. Y esa experiencia, la demostró haciendo simples las pelotas que le llegaron o simplemente sacándola con los pies si había alguna complicación. Salvo una mala salida iniciando el partido por bajo, cumplió a la altura y ya traspasa seguridad a sus compañeros e hinchas. En el gol nada que hacer.

Matías Zaldivia: Bien parado, sobrio, con personalidad, pierna fuerte pero leal y buena salida. Parece que no se hubiera lesionado nunca. Gustavo Lorenzetti se tuvo centralizar permanentemente porque por su lado no encontró pasada y Jean Beausejour nunca lo desbordó. Gran valor.

Julio Barroso: Bien al salir a los costados y si bien falló un par de veces al salir jugando, dio siempre seguridad demostrando que, tras la Supercopa, ha ido en alza nuevamente para ir acercándose a su habitual nivel. Tuvo el infortunio que en el gol de la U el balón le dio en la nuca, pero ahí nada se puede hacer. Otro clásico a la altura de las circunstancias

Fernando Meza: Está en muy buen nivel. Da la seguridad que se necesita en el fondo, se siente cómodo jugando a perfil cambiado y ya se tomó la titularidad a carta cabal. Buena coordinación con Gabi Suazo para impedir el progreso de Matías Rodríguez y Rafael Caroca.

Felipe Campos: Muy regular. Ordenado, sin aspavientos, bien parado y por su sector corría un Jean Beausejour que es una gran arma de la U y que no hizo daño. Hasta se pudo consagrar con un gol en un par de ocasiones. Bien.

Jaime Valdés: El mejor superclásico que ha jugado. Hizo todo, un golazo, probó de distancia, habilitó y mareó a Lorenzo Reyes y Felipe Seymour.

Claudio Baeza: Otro de buen partido. “Perro” para cubrir a sus compañeros, tomó muy bien a Gustavo Lorenzetti y dio salida clara.

Gabriel Suazo: El mejor tras los sobresalientes Esteban Paredes y Jaime Valdés. Ida y vuelta, llegó con profundidad, fue muy obediente e inteligente desde lo táctico e inició varias jugadas de peligro. Completo.

Jorge Valdivia: Tras un comienzo algo ausente, pese a que metió el pase para el primero de Esteban Paredes, el Mago fue importantísimo cuando Colo Colo convirtió el tercer tanto y tenía que cerrar el partido. Ahí tomó la pelota, la aguantó, le hicieron miles de faltas y sacó de quicio, en buena ley, a una U que se terminó de rendir.

Esteban Paredes: ¿Qué se puede decir? Dijo que Colo Colo no iba a perder y ganó. Dijo que el gol más importante que iba a convertir sería este domingo e hizo tres. Hace más de 60 años que un albo no hacía un hat-trick en clásicos y es el máximo artillero ante la U de la historia del Popular. Se entendió a la perfección con Nico Orellana y parecía un cabro chico por su entrega y despliegue físico. Legendario.

Nicolás Orellana: Se sumó a última hora y como sexto delantero tras Paredes, Rivero, Vilches, Salas y Morales. Tenía muy difícil inclusive ir a la banca, pero él insistió por quedarse en Colo Colo, por luchar una opción, entró ante la U. de Conce, marcó y ahora lo mandaron al frente en un clásico y estuvo a la altura. Inteligente para moverse a los espacios para dejarle vacíos a un Visogol que se hizo un festín, tranquilo a la hora de dar un pase, sin atolondrarse, jugando simple y metiendo una pantalla fabulosa en el primero. Se ganó el derecho de ser el acompañante de Esteban.

(67’) Octavio Rivero: Entró algo pasado de revoluciones pero luego se calmó y participó en un par de jugadas ofensivas interesantes.

(79’) Luis Pedro Figueroa: Dio tranquilidad en el medio, cerró espacios y una correcta salida. Experimentado que entró a terminar el partido y eso hizo.

(87’) Óscar Opazo: Estuvo poco en cancha, pero igual se mandó por izquierda una vez y le pegaron un patadón, ganando tiempo y propiciando más desesperación azul.

DT Pablo Guede: Leyó bien la presión que había que hacer sobre los volantes de salida de la U y, sobre todo, con Gabriel Suazo a Rafael Caroca, que estaba como lateral derecho. Con eso ayudó a forzar pases inexactos o equivocaciones que terminaron pagando caro los azules. Finalmente, Jaime Valdés arrancó de más atrás con respecto a los últimos partidos y, con más cancha de frente, no lo pudieron tomar, siendo letal. Pero lo de Pajarito y del legendario Esteban Paredes está dicho, por lo que cabe resaltar que a Colo Colo, en un clásico, no le patearon al arco y el gol en contra se provocó tras dos cabezazos, uno de ellos involuntario tras un despeje, de los defensores permitiendo que Pinilla se la encontrara. El Cacique había tenido orden defensivo que flaqueó, en cierta medida, con los dos golazos que le anotó la U. de Conce, pero le faltaba la contundencia arriba que parece haberla encontrado nuevamente. Es de esperar que, ahora sí, este golpe anímico encumbre a Colo Colo a su objetivo definitivo, que no es otro que lograr el título. Y que este peso específico se pueda ver también con equipos que dejan menos espacios en el fondo.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    SÁBADO 19 DE ENERO / 00:00 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget