MENU

Colo Colo uno a uno: La importancia de un plan B

El Cacique sufrió la baja de sus dos delanteros titulares a último minuto con Rivero fuera de la citación por los motivos ya por todos sabidos, con Vilches lesionado y con Morales en la Sub 20. Ante esto, Pablo Guede debió echar andar alguna de las fórmulas que ha entrenado para cerrar una buena semana desde su cabina técnica, con una gran remontada frente La Serena usando tres esquemas y tres puntos en una cancha que nunca le ha sido fácil al Popular. 

Agustín Orión: Otro partido muy sobrio. Tuvo una intervención notable en el primer tiempo ante una multitud que se le puso en área chica entre rivales y compañeros y otro tapadón a Martín Rolle en el segundo tiempo. Desde la Supercopa en adelante ha tenido actuaciones que lo consolidan y que cada vez van brindando más seguridad a su línea defensiva.

Matías Zaldivia: Hace seis meses que no jugaba y sólo perdió un balón. En el resto, muy sólido tanto atrás como en la jugada del gol de Fernando Meza. Gran noticia verlo regresar y más en un nivel más que aceptable para su inactividad.

Julio Barroso: En el gol de Pablo Calandria no pudo hacer pie y resbaló. Son los riesgos de haber jugado mano a mano en el fondo contra tres puntas. Pero en el resto defendió muy bien, cuajando una semana a un nivel mucho más cercano a su habitual después de un bajón futbolístico. Además, metió muy bien de vuelta al centro el balón que terminó en gol de Fernando Meza. Su alza y el retorno de Matías Zaldivia son grandes noticias atrás.

Fernando Meza: Buen partido. Rápido para las coberturas, para salir al costado y para salir jugando. Coronó una serie de buenos partidos con un gol.

Felipe Campos: Sigue al alza. Ahora fue por banda y pasó con criterio además de marcar de buena manera ese flanco, donde también estaba mano a mano. Entendió a la perfección la jugada que terminó en el gol de Jorge Valdivia.

Luis Pedro Figueroa: Ha sido muy útil a Pablo Guede. Nuevamente fue por el centro y fue un correcto soporte al trabajo de Claudio Baeza.

Claudio Baeza: Su mejor partido desde que regresó al mediocampo. Corrió, cubrió bien el ancho de la cancha, inició jugadas en ofensiva e hizo de manera correcta los relevos en el fondo.

Brayan Véjar: Es bueno en el mano a mano, pero debe explotar más esa faceta y ser más decidido a la hora de terminar una jugada, como lo estaba haciendo a fines de 2016 cuando ingresaba desde el banco. Tiene condiciones, pero debe agregar constancia a su juego.

Nicolás Maturana: Le tocó ir en una línea de volantes con Felipe Campos y Brayan Véjar y alternar en punta. Trasladó un par ocasiones el balón y permitió, con desmarques, la subida de los otros mediocampistas, aunque le faltó encarar más.

Jorge Valdivia: Sin brillar, metió al área el pelotazo que terminó en el gol de Fernando Meza y marcó otro tras una lucida maniobra personal con un pase profundo y finiquito en área chica de gran nivel. Para eso vino, para desequilibrar en momentos justos. Demostró todo su compromiso jugando gran parte del encuentro como punta, haciendo un gran desgaste y recibiendo solo para girar contra el arco.

Jaime Valdés: No tuvo las grandes luces del encuentro ante La Serena, pero fue muy inteligente para moverse en punta, para recepcionar, combinar y abrir camino a los externos. Pasa por gran momento y sobrellevó de gran manera una semana desgastante.

(60’) Esteban Paredes: Se le notó que estaba algo “tocado” pero, aún así, fue clave en la jugada del gol de Jorge Valdivia. Es cierto, no la tocó, pero en vez de ir a buscar el balón como si fuera un imán cuando lo envió Felipe Campos al área, decidió moverse y, con ello, arrastró dos marcas para dejar al Mago solo. Notable.

(82’) Óscar Opazo: Ingresó para dar solidez a la banda pero con el partido prácticamente definido.

(85’) Ramón Fernández: Entró para tenerla y para evitar o la expulsión de Jorge Valdivia, que estaba medio caliente, y también una lesión tras su desgaste.

DT Pablo Guede: Se le puso muy adverso el panorama con las inesperadas lesiones de Esteban Paredes y Luis Salas y se la jugó toda mandando de punta a Jorge Valdivia con Jaime Valdés. No sólo eso, sino que apostó por ir mano a mano con tres en el fondo contra los tres puntas del local, retrocediendo a los externos que también tenían tomadas las subidas de Schulz y Osorio. Con ello, evitó que O’Higgins doblara por banda si tenía una linea de cuatro atrás sumando a Muñoz y Comas a los mencionados laterales, pero quedaba expuesto a que cualquier error fuera gol en contra. Era arriesgado. Muy arriesgado. Sobre todo en una cancha complicada y ante un rival revitalizado tras la salida de su anterior técnico y luego de dar vuelta una llave de Copa Chile casi tan complicada como la del propio Colo Colo. Pero su equipo demostró manejar bien lo que parecía una improvisación, demostrando que no era tal. Supo aguantar bien y la variante táctica final con el ingreso de Paredes le dio arrastre de marcas arriba para la genialidad de Valdivia y el cierre del partido. Salió ileso y fortalecido de dos partidos jodidos y que los ganó desde la cabina utilizando y manejando cuatro sistemas distintos, ya que ante La Serena arrancó con un 3-3-1-3, pasó a un 3-4-1-2 y cerró con un 4-1-3-2 para luego ir sin puntas ante los Celestes con un 3-3-2-2 por largos pasajes. Aún falta, pero es un buen piso para hilar, de una buena por todas, una buena serie de triunfos que den estabilidad definitiva.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    VIERNES 23 DE FEBRERO / 20:00 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget