Colo Colo uno a uno: No fueron ellos mismos

En lo que más hizo énfasis Pablo Guede durante la semana es que Colo Colo, haciendo lo que sabe hacer, podía tumbar a Botafogo. Lamentablemente, ni el equipo ni el DT lograron dar con la tecla correcta durante los 90 minutos.  

Justo Villar: El mejor de Colo Colo. Cuatro tapadones y nada que hacer en el gol. Primer partido tras su lesión donde es exigido al máximo y respondió con la altura de su clase.

Fernando Meza: Perdió un cabezazo peligroso con Marcelo en el primer tiempo. Luego se fue afirmando y tuvo un cometido correcto, aunque aún se le nota la falta de fiato con sus compañeros.

Julio Barroso: Si bien, como es costumbre, fue bravo por arriba y por abajo para sacar balones, en las dos que estuvo débil se notó. Una fue una pifia tras un centro por derecha que le quedó a Lindoso y la calzó mal y otra un intento de anticipo que no fructiferó y terminó con Roger metiéndose para generar la jugada del gol de Botafogo.

Claudio Baeza: Fue parejo, trató de arrancar desde el fondo para generar ofensivamente sin mayor suerte pero, lamentablemente, se les escapó Roger en la jugada del gol, un jugador que no tiene mucho fondo ni técnica.

Luis Pedro Figueroa: Se vio algo disminuido, profundizó poco y, cuando lo hizo, no llegó con buen pie a resolver. Tuvo que ser reemplazado por molestias físicas.

Jaime Valdés: Bajo. Si bien mostró ímpetu para recuperar balones, cuando lo hizo siempre la perdió saliendo. Impreciso, no generó, hizo muchas faltas innecesarias cerca del arco de Colo Colo y debió haber salido antes.

Esteban Pavez: Muy desordenado en el primer tiempo. Si bien pivoteó bien en la jugada del autogol y cortó una contra peligrosa, se le metieron Airton y Montillo para probar al arco de Justo Villar. Además, falló en un cierre y el paraguayo alcanzó a capturar el balón antes de que se colara.

Brayan Véjar: Criteriosa arma ofensiva de Colo Colo en sus buenos minutos en el primer tiempo. Encaró, tuvo personalidad y no le quedó chico nunca el partido, pese a que el cerco defensivo de Botafogo era durísimo. En el segundo tiempo desapareció.

Ramón Fernández: Le caen los dardos y si bien no logró profundizar con peligro, fue de los que más balones quitó en un segundo tiempo muy opaco. Claro, no es su labor principal, pero quizás ese compromiso explica que para el DT es importante.

Octavio Rivero: Mal partido del uruguayo. Se dedicó a chocar constantemente con la defensa de Botafogo sin éxito y nunca logró superar un mano a mano para generar peligro.

Esteban Paredes: Desasistido, no le llegó ninguna con peligro y no logró combinar con sus compañeros que fueron ahogados por la población de volantes defensivos que puso Botafogo.

(45’ET) Gonzalo Fierro: Tuvo complicaciones en la marca con Víctor Luis, que se le coló dos veces con mucho peligro. Arriba no logró aportar desequilibrio.

(71’) Christofer Gonzales: Tuvo un par de insinuaciones ofensivas que en algo alcanzaron a entusiasmar a la gente, pero no logró gravitar. Tuvo un remate franco y la sacó del estadio y Pimpao entró solo por su banda tras el achique de Villar.

(79’) Pedro Morales: Entrando tuvo un remate pero de inmediato cayó el empate de Botafogo y se desvirtuó todo. De ahí en más trató de meter pelotazos, pero careció de precisión ante la desesperación. Debió ingresar mucho antes para intentar una variante desde el mediocampo.

DT Pablo Guede: Generalmente, cuando Colo Colo se ha visto superado en los primeros tiempos, había logrado dar con la tecla para dar vuelta la situación en el complemento. En Brasil fue el mejor ejemplo. No obstante, hoy leyó mal. El gol tempranero, increíblemente, le hizo mal al Cacique, Botafogo cambió el libreto y el Popular nunca pudo contrarrestar a un equipo que salió del fondo y que logró complicar sin brillar demasiado, dejando muchos espacios en la zona de volantes. El mayor pecado fue que los albos fueron incapaces de generar ocasiones de gol para, al menos, desestabilizar la seguridad con la que pisó el Fogao la cancha David Arellano casi todo el encuentro. Demoró mucho en los cambios, sobre todo en el de Pedro Morales por Jaime Valdés, el cual estaba cantado desde el entretiempo. Los jugadores no pudieron ser ellos mismos y él tampoco, lamentablemente.

  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget