Colo Colo uno a uno: Prohibido pestañear

El Cacique enrieló su tercer triunfo consecutivo ante un equipo que, si bien está peleando el descenso, demostró que el campeonato está bravo y que el primero que ceda puntos se puede ver seriamente afectado en su ilusión de encontrar la corona. ¿Para destacar? Tres puntos más y que el arco de nuevo quedó en cero. 

Agustín Orión: Nuevamente respondió en un momento bravo. No le llegan mucho, pero ha estado cuando se le ha necesitado y cerró el arco en cero por tercer partido consecutivo. Notable en el mano a mano con Luis García y luego achicó bien a un Ezequiel Luna que definió mal.

Matías Zaldivia: El mejor de la defensa y, quizás, del partido, más allá del genial despertar de Esteban Paredes al final. Sólido, bravo en el anticipo, salió jugando, dio salida clara y no le ganaron nunca.

Julio Barroso: Quedó corriendo contra su arco sorprendido por la ruptura de líneas de Ezequiel Luna, que era el líbero y se mandó quedando mano a mano contra Agustín Orión. Más allá de ese momento en particular, se mantuvo bien y fue importante para dar tranquilidad tras el 1-0, con un cierre muy bueno sobre la derecha.

Fernando Meza: Cerró mucho cuando Julio Barroso ya tenía tomado a Enzo Gutiérrez y por ahí entró Luis García para quedar mano a mano con Agustín Orión. Fuera de ese momento del partido, estuvo sólido, al igual que Matías Zaldivia se las arregló para romper líneas con balón dominado y estuvo muy bien apretando la salida de Wanderers en la jugada que, finalmente, terminaría en el gol de Esteban Paredes.

Óscar Opazo: Si bien no llegó en posiciones tan ofensivas, tuvo un trabajo muy interesante recorriendo toda la banda. Cerró en un par de ocasiones y estuvo muy bien para dejársela atrás a Iván Morales en la jugada del 2-0.

Luis Pedro Figueroa: No logró profundizar ni romper desde su sector y se vio constantemente complicado a su espalda sobre todo por Marco Medel. Además, se le vio falto de reacción y chispa. Bajo partido.

Gabriel Suazo: Partió como volante de contención y generó más que Luis Pedro Figueroa en esa zona, con un par de balones filtrados bastante interesantes. Eso sí, no siguió a Luis García y luego de que Fernando Meza se cerrara mucho, se produjo el mano a mano con Agustín Orión. Luego pasó a la banda izquierda y por ahí batalló de manera correcta.

Ricardo Álvarez: Partió con mucho ímpetu, tirando un par de centros, con bastantes ganas pero poco a poco se fue diluyendo y dejó de ser factor ofensivo. Tampoco retrocedió para colaborar en la jugada donde rompió Luis García y quedó mano a mano con Agustín Orión.

Jaime Valdés: Buen partido. Intentó diagonales, remates, algunos le salieron algo centralizados, un pelotazo profundo a Jorge Valdivia en un jugadón en el primer tiempo, fue de punta por ambos costados en los 45 iniciales, luego pasó a posición de 8 y siguió activo. Mereció coronar con alguna jugada de gol, como la que no pudo ser en esa contra con el partido desgastado que le terminó costando la salida.

Jorge Valdivia: Se fue activando poco a poco. En el primer tiempo descargó bien en ofensiva y cuando mejor estaba en el partido, vino el momento de su expulsión. Puede haber sido muy estricto Piero Maza, pero quedó regalado al meterle ese “torito” a Mario López que provocó la reacción del caturro.

Esteban Paredes: Bueno, qué se puede decir. No estaba cumpliendo un buen partido. Estaba impreciso en los controles, no definió bien algunas jugadas, se destapó algo más cuando Iván Morales le arrastró marcas y, cuando más se le necesitó, apareció. Gran definición con su pierna menos hábil y luego tremendo arranque por derecha para la jugada del segundo gol.

(45’ET) Jorge Araya: Entró bien, correcto en el quite, aportó a la dinámica y ese pase que intentó sin éxito a un Torta Opazo que no estaba en esa oposición no empaña su correcto desempeño.

(45’ET) Iván Morales: Gran ingreso. Arrastró marcas, se mostró liviano, ayudó a Esteban Paredes y terminó coronando con un gol. Había perdido terreno tras la pretemporada pero parece haberlo recuperado. De eso se trata.

(75’) Nicolás Maturana: También entró bien y en un momento muy delicado, con el Pájaro Valdés lesionado y con el marcador 0-0. Ensayó al arco, desahogó bien y mostró personalidad en el instante más complejo del compromiso. Bien.

DT Pablo Guede: Ante la ausencia de Claudio Baeza creó todo un dispositivo que funcionó a chispazos en el primer tiempo, pero que dejó a Esteban Paredes muy solo en ofensiva ante una sorpresiva línea de tres de Wanderers, más allá de la ayuda de Jaime Valdés que aparecía como punta por ambos costados. Para cambiar la historia hizo lo lógico, que era el ingreso de otro delantero además de poner a un especialista como Jorge Araya en el mediocampo en desmedro de Luis Pedro Figueroa y Colo Colo comenzó a andar mejor. También le resultó el ingreso de Nicolás Maturana tras la lesión del Pájaro. Colo Colo la vio complicada ante un rival que pelea el descenso pero que vendió cara su derrota y la lección es que está prohibido pestañear. El Cacique se repuso, ya llegó a la cima y ahora el que se duerma un segundo puede pagarlo muy caro a final de año.

Foto: Guille Salazar

  • PROXIMA FECHA

    VS

    DOMINGO 29 DE JULIO / 17:30 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget