Colo Colo uno a uno: Se puede

El completo análisis tras el 4-1 del Cacique ante la Supercopa. El equipo se vio mucho mejor, tuvo volumen ofensivo y si bien aún tiene que ajustar asuntos de marca en detenidas y en juego, lo mostrado resulta bastante halagüeño dada la envergadura del rival y la presión que existía sobre el Popular. 

Agustín Orión: Demostró por qué ha pasado toda su carrera en equipos grandes. Resolvió bien el rebote con mucho efecto que le cayó entrando con un puñetazo, sacó dos cabezazos a quemarropa de Santiago Silva y le tapó otra en el segundo tiempo bien parado a Juan Carlos Espinoza. A medida que tomó confianza, fue tapando sin dar rebote como ya cerca del final. Era una prueba brava y la resolvió con creces. Cambia la historia cuando en los momentos críticos de un partido el arquero no echa adentro las que van a afuera y resuelve cuando es requerido, porque haber tenido los dos goles de Silva en contra podría haber sido fatal, como lo fue en varias fechas durante el torneo pasado.

Felipe Campos: Buen partido. Bien parado, velocidad para salir, bien en la marca y en la salida por bajo. Ha subido mucho su nivel.

Julio Barroso: Tuvo un partido de contrastes. Por una parte, le ganó seis pelotazos frontales por aire a Santiago Silva, cortando esa vía para la UC en el primer tiempo. Pero, por otra, cuando Juan Carlos Espinoza sacaba el centro, lo agarraron dos veces fuera de foco y el Tanque le ganó la espalda cabeceándole en área chica a Orión, encontrando, afortunadamente, gran respuesta del portero. Esos yerros bien pudieron costar dos goles y, quizás, la historia cambiaba. En el segundo tiempo se afirmó, metió un bien cierre al uruguayo y otro bloqueo correcto a Buonanotte con el equipo ganando.

Fernando Meza: Las dos veces que apareció por su sector Juan Carlos Espinoza fue porque Gabriel Suazo no lo pudo tomar. En líneas generales, hizo una muy buena presentación. Rápido, atento a los cruces, cerró bien, hizo los relevos de manera oportuna y también las coberturas. Una actuación muy completa.

Luis Pedro Figueroa: No profundizó demasiado pero, por otra parte, impidió que por ese lado se descolgara Fernando Cordero. Ordenado y cumplidor, sin brillar.

Jaime Valdés: Enorme partido del Pájaro, que se vio aliviado con la presencia de un Jorge Valdivia que le arrastró marcas y le permitió no tener que hacer un desgaste mayor como lo tenía que venir haciendo. Convirtió un penal, participó activamente, estuvo en jugadas de gol. Le sienta bien este tipo de partidos al 20, que suele lucirse ante la UC.

Claudio Baeza: Tuvo un primer tiempo totalmente alejado de su presente futbolístico. Regaló una pelota saliendo ante la presión de Luciano Aued y el Chapa Fuenzalida casi cobra. Generalmente, lo pillaron mal parado y Diego Buonanotte le ganó la espalda. Además, se le fue Benjamín Kuscevic en la jugada del gol de la UC. En el segundo tiempo se ordenó un poco más y ahí se rehizo para cortar una contra peligrosa. Tiene que volver a tomar el ritmo del puesto que es natural para él, pero que tiene sus matices con respecto a la defensa, donde venía jugando hace mucho.

Gabriel Suazo: Tuvo una gran maniobra combinada con Esteban Paredes en el principio del partido pero luego se complicó bastante con la profundidad de Juan Carlos Espinoza, quien pasó con mucha libertad por su banda. En el segundo tiempo lo tomó mejor, lo mismo que a Fuenzalida.

Jorge Valdivia: Tuvo sólo un yerro, que fue un balón perdido por tirar un lujo en la salida que permitió que Buonanotte desviara por poco un zurdazo. Pero en el resto, condujo bien, arrastró marcas, escondió el balón, descargó bien y metió dos pases que terminaron en gol. Si le falta ritmo, éste era su primer partido en dos meses, había una presión enorme y el rival era uno de los mejores del campeonato y aún así pudo jugar de esta manera, está permitido ilusionarse con lo que pueda mostrar de acá en más.

Andrés Vilches: Lo que uno le pide a un delantero de equipo grande es que, pese a que no esté entrando mucho en juego, cuando tenga una clara, cobre. Y así fue. Bien por él para tomar confianza y porque marcó en el momento clave del encuentro, dándole claridad al triunfo de Colo Colo.

Esteban Paredes: Hizo dos, participó del juego asociado, se entendió perfecto con Valdivia y Valdés y sigue demostrando por qué se merece la renovación no sólo porque es un ídolo, sino por su presente deportivo.

DT Pablo Guede: Ahora sí se vieron ideas de juego, algo que no pasó en La Serena. Aparición de los volantes centrales por los costados mientras Valdivia arrastraba marcas, pases filtrados, volumen ofensivo para llegar con varios futbolistas a posición de gol y ordenada marca en el segundo tiempo. En la primera etapa, dado el ida y vuelta, la UC encontró algunos espacios sobre todo por algunas desaplicaciones en la marca tanto en juego como en balones detenidos, donde el sistema mixto al que pasó Colo Colo tras haber marcado al hombre anteriormente mostró que requiere algunos ajustes, sobre todo de los que no tienen a uno tomado y van en zona. Gran triunfo, merecido y ayuda a descomprimir no sólo por el resultado y por obtener un trofeo, sino porque se hizo ante uno de los rivales más fuertes del campeonato que el Cacique está obligado a ganar y por un marcador que serviría para, al menos, llevar la llave ante La Serena a penales. Todo eso deja la sensación de que se puede.

(79’) Óscar Opazo: Entró con el partido definido y no alcanzó a exhibir armas. Sería interesante verlo desde el arranque luego.

(80’) Christofer Gonzales: Lo mismo que el Torta. Para tenerla y quemar minutos con el asunto resuelto.

(90’+2) Marcos Bolados: Prácticamente no tocó el balón y sólo ingresó para los aplausos al Mago Valdivia y quemar segundos.

Foto: Guille Salazar

  • PROXIMA FECHA

    VS

    SÁBADO 19 DE ENERO / 00:00 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget