Colo Colo uno a uno: Siempre pasa algo

Como aquella icónica frase de Marcelo Bielsa, al equipo de Pablo Guede no le falta el motivo para que el rival le amargue la tarde, salvo contra elencos que dejan espacios en el fondo. Y pasó de nuevo, esta vez en Cavancha ante un Iquique absolutamente despotenciado con respecto a su anterior versión. 

Agustín Orión: Nada que hacer en el gol, bien en una anterior ante Bielkiewicz y poco más. Viene haciendo su trabajo, más no puede hacer.

Matías Zaldivia: No estuvo acertado. En la más peligrosa del primer tiempo de Iquique le ganó Hernán Lopes y desvió de milagro y en la del gol de Diego Bielkiewicz fue a disputar un balón a mediacancha de manera temeraria y perdiendo, dejando a toda la defensa fuera de foco.

Julio Barroso: Tuvo un lujoso cierre al inicio del primer tiempo que, de llegar un segundo tarde, era penal seguro. Por otra parte, Bielkiewicz se le transformó en un problema sin solución, le ganó la espalda en una antes del gol y entró por donde debería haber estado, pero se encontraba cargado a la derecha y saliendo a presionar a un Diego Torres que apuró de primera y los dejó a todos pasados.

Fernando Meza: Mayores zozobras no pasó, pero no pudo capturar a Misael Cubillos en la jugada que terminó en el gol de Diego Bielkiewicz, pese a ser el único de los centrales que estaba en posición.

Benjamín Berríos: Mejoró bastante su imagen con respecto a lo presentado ante Iberia. Metió un muy buen pase a Jorge Valdivia en el gol, en el segundo tiempo le coló otro a Octavio Rivero y fue obediente y criterioso para manejar la banda, pese a que no profundizó demasiado buscando línea de fondo.

Jaime Valdés: Si bien en ofensiva no fue tan gravitante, sí ayudó mucho a la recuperación, sobre todo en el segundo tiempo mostrando gran sacrificio y orden.

Claudio Baeza: Johan Fuentes no le hizo mayor daño y otorgó una correcta salida. Volvió a un nivel algo más cercano a sus mejores posibilidades tras una tarde para el olvido ante Iberia.

Gabriel Suazo: Activo, bien quedándose atrás en las detenidas y correctos desbordes ganando línea de fondo y enviando centros con peligro al área. Uno de ellos lo sacó Mauricio Zenteno de la línea cuando aparecía Esteban Paredes.

Jorge Valdivia: Tras estar ausente los 25 primeros minutos del partido, apareció para ser la gran arma ofensiva de Colo Colo. Le filtró dos pelotas buenas a Esteban Paredes antes de romper líneas para hacer la jugada del autogol de Hans Salinas. Luego le metió otra a Paredes, otra a Gabriel Suazo y ganó por arriba en un córner quedándole una mediavuelta a Visogol. Bien y se va a sentir su ausencia, cómo no. Innecesaria la amarilla, otra vez por reclamar.

Nicolás Orellana: A Colo Colo muchas veces le faltan “actores de reparto”, a sabiendas de que los protagonistas son Esteban Paredes, Jaime Valdés y Jorge Valdivia. Y él ha cumplido muy bien esa función desde que ingresó. Quizás aún le falta un poco en lo físico por no tener pretemporada, pero lo suple con entrega, resolviendo bien cuando tiene la oportunidad y jugadas de peligro. Realizó una lucida acción en el segundo tiempo ganando línea de fondo y dejando solo a Gabriel Suazo, habilitó también con criterio cuando pudo y tuvo un par de remates. Correcto.

Esteban Paredes: Estuvo poco fino, pero siempre comprometido con el equipo. Sacó dos claras atrás en detenidas y arriba le faltó esa sintonía fina que suele tener para resolver mejor algunas jugadas, como el mano a mano con Brayan Cortés sin quitarle mérito al muy buen portero de Iquique.

(71’) Octavio Rivero: Entrando tuvo una gran oportunidad tras buen pase de Benjamín Berríos pero lo cerraron antes que decidiera si patear al arco o pasársela a Esteban Paredes que venía solo.

(87’) Carlos Villanueva: Ingresó en un momento complejo del partido, cuando Colo Colo ya estaba sentido por el gol que le habían marcado. Poco podía hacer.

DT Pablo Guede: ¿Puede pasar que a un equipo lo agarren mal parado en el fondo a poco del final? Sí, sin duda. Sobre todo si se le está agarrando la mano al técnico o bien es una acción puntual en tal o cual partido. Pero después de un año y algunos meses y en un encuentro que está ganado en un momento absolutamente crítico, es demasiado delicado. Además, da la sensación de que siempre está pasando algo este semestre salvo en los clásicos. Que una detenida, un rebote, una segunda pelota, una contra o lo que sea. Al final, cualquier equipo medianamente ordenado y que salga rápido en alguna jugada puede amargarle la tarde entera a Colo Colo. El final del duelo ante Iquique (que, dicho sea de paso, es una versión descafeinada del Iquique que viene de pelear títulos, sin Bustamante, sin Caroca, sin Ramos, sin Villalobos, con Bielkiewicz saliendo de lesión) termina siendo muy sintomático de que hay yerros desde la cabina técnica que van ensombreciendo más y más el panorama sin encontrar salida.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    SÁBADO 24 DE NOVIEMBRE / 12:00 HORAS

    ESTADIO CAP

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget