Colo Colo uno a uno: Sin bencina

El Cacique salió a arrollar al CDA. Tuvo un buen primer tiempo al menos hasta los 30 minutos. Tras el gol de Rivero sacó el pie del acelerador y parecía algo que estaba premeditado, pero en el segundo tiempo quedó claro que no quedaban ideas, piernas y el refresco desde el banco no llegó. 

Álvaro Salazar: Se iba a equivocar alguna vez, es algo inherente a cualquier trabajo y mucho más expuesto en el arco. Lamentable cuándo se dio, pero no se le puede cargar el resultado a él en circunstancias que Colo Colo estuvo todo el segundo tiempo sin bencina, sin meter una contra lo suficientemente profunda y caminando por la cornisa expuesto a que el primer yerro costara caro. Antes estuvo muy sobrio, sin dar rebote en todas las que le enviaron que tampoco fueron muchas. Partido ingrato.

Fernando Meza: Tuvo un comienzo batallador pero se vio complicado sobre todo con el ingreso de Carvallo y Salinas en el segundo tiempo.

Julio Barroso: Cumplió. Bien por alto ante los pelotazos y salió bien, evitando que le llegaran a Salazar salvo un tiro libre, la que dio en el palo y, lamentablemente, el gol, aunque él tenía tomada a su marca.

Claudio Baeza: Buen partido. Bien y atento para detener las contras del CDA, rápido y bien en la salida. En el gol de Villagra no tenía a ninguno tomado, estaba solo en un vértice del área y apareció el hombre del CDA destapado, aunque si estaba ahí fue porque se lo dijeron.

Luis Pedro Figueroa: Buena labor defensiva con Droguett, aunque arriba no estuvo tan preciso para combinar con sus compañeros. Venía saliendo de un desgarro y, quizás, eso lo hizo verse disminuido en el segundo tiempo. Pero eso ya no es su responsabilidad.

Jaime Valdés: Partió como avión. Muy preciso, punzante, tuvo dos goles entrando, habilitó para el de Octavio Rivero y parecía que sería una gran tarde. Pero disminuyó de manera drástica su forma física y, con ello, la futbolística. Con ese bajon, se hundió Colo Colo y de la banca no hubo una respuesta o un refresco.

Esteban Pavez: Tuvo un enorme primer tiempo, yendo de lado a lado para cubrir el ancho de la cancha y para tapar tanto a Araos como a Droguett. Después, el CDA se saltó esa zona buscando delanteros con más habilidad y ahí le comenzaron a ganar la espalda.

Gabriel Suazo: Correcto, estuvo más profundo que en otras ocasiones, metió un tres dedos interesante en el segundo tiempo, sacó algunos centros y no lo sobrepasaron por izquierda.

Ramón Fernández: Bien en la refriega, recuperó tres pelotas importantes y puso bastantes ganas, pero no estuvo preciso a la hora de conectar en ofensiva ni a la hora de profundizar, siendo que pudo ser un alivio para Valdés como lo fue Pedro Morales en Viña del Mar.

Octavio Rivero: Si bien no contó con la mayor precisión, batalló y estuvo vivo para empujar la que le quedó. Empeño, garra e hizo un gol. Cumplió.

Esteban Paredes: Partió muy prendido, preciso y fino en las habilitaciones y los pases a un toque. Comenzó a naufragar cuando el mediocampo se quedó sin ideas.

(60’) Iván Morales: No logró meter esa contra profunda, incisiva, dañina. Las que tuvo les quedó muy largo el control y no logró ser factor.

(67’) Brayan Véjar: Bajo. Impreciso. Perdió en el mano a mano cuando trató de encarar, perdió un par de balones en defensa y Antofagasta cargó por ahí el ataque en los minutos finales.

(87’) Christofer Gonzales: Entró cuando ya el asunto estaba destinado a terminar 1-1 y otro milagro no se le podía pedir. Si iba a entrar, pudo hacerlo antes por el centro para darle oxígeno al mediocampo.

DT Pablo Guede: Colo Colo partió bien y da la sensación de que salió a arrollar para cerrar el partido temprano y no preocuparse. No pudo, sólo consiguió un gol y lo pagó caro. Se quedó sin ideas, sin físico, no resultó el jugar a la contra y su equipo quedó expuesto a que, ante el primer error defensivo, se podía pagar. Pasó. Apostó por darle velocidad al ataque con la salida de Rivero pero no resultó. Si bien el Cacique tuvo algunas insinuaciones en el segundo tiempo, era palpable que podía venir un yerro de esos que duelen. También da para pensar en por qué no había un volante de refresco en el banco, dado que cuando se cansó Jaime Valdés, Colo Colo no pudo generar con claridad. El mismo Branco Provoste, que inclusive practicó como titular. O bien reforzar la zona defensiva derechamente y no quedar mano a mano ante el cambio táctico que propuso Fernando Vergara en el complemento, donde sacó a los dos “tanques” que tenía con Ciampichetti y Orlando para poner futbolistas de otra cuerda, más hábiles como Araos en punta con Carvallo y Salinas. Es un momento muy delicado y hay que ver cómo se sale a flote.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    LUNES 28 DE MAYO / 20:00 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget