Gracias Polaco: Ricardo Dabrowski desclasificó cuando Matías estuvo a punto de irse el 2004 y nos salvó dejándolo en el equipo

El histórico delantero albo, campeón de la Copa Libertadores 1991, recordó cuando llegó al club como entrenador y tuvo que echar mano a la cantera para completar al plantel profesional, donde un tímido e introvertido muchacho de La Calera, Matías Fernández, estuvo a punto de irse porque echaba de menos su casa. Notable historia.

La historia de cómo Matías Fernández llegó a ser lo que fue vistiendo la camiseta de Colo Colo siempre ha llamado la atención del hincha albo. Y es que lo que hizo el 14 albo hasta llegar a ser el Mejor de América el 2006 es una historia llena de sacrificio y distanciamiento de su familia, sobre todo por su madre.

Tanto distanciamiento en algún momento estuvo a punto de cortar de raíz la historia de Matías y el Cacique sin siquiera haber comenzado. El 2004, con un Fernández de solo 18 años, siendo prácticamente un niño, fue clave en la carrera del volante.

Ricardo Dabrowski, quien llegó a hacerse cargo de la dirección técnica del club a mediados de 2004, se encontró con un equipo con muy pocos jugadores en el plantel profesional y con la necesidad de echar mano al semillero albo.

“Cuando llegamos a Colo Colo el 2004 había 8 jugadores en plantel, entrenábamos para jugar baby fútbol, no había más jugadores. Tuvimos que buscar jugadores y miramos la juvenil. Había un grupito que estaba exiliado, entonces le pregunto al Chano Garrido por ellos y me dijo que era muchachos que se iban, que debían arreglar su situación para partir”, señaló el Polaco a Radio La Clave.

“Nos pusimos a ver y vi a un chico que jugaba bárbaro. Era Matías Fernández, me explicaron que tenía 18 años, había jugado un amistoso con Atlas de México y que lo habían sacado a los 20 minutos. El chico quería volver a Calera”, agregó.

Ricardo recordó que “hable con él y le dije que entrenara con nosotros una semana, que lo quería ver. Con él subimos de la juvenil a Gonzalo Lorca, Fernando Meneses, Felipe Flores… un montón de chicos que teníamos para completar el plantel”.

El argentino veía potencial en el muchacho y poco a poco le fue dando minutos. “A Mati le vimos condiciones, hicimos la pretemporada y empezamos el campeonato con la U. Ganamos 1-0 con gol de Miguel Riffo y Matías con Felipe Flores entran en el segundo tiempo, donde debutó profesionalmente”, señaló.

Hasta que una lesión le dio la oportunidad a Matías de poder tomar camiseta de titular. “En el segundo partido jugamos con Cobresal de local. El día previo practicamos y terminamos con un reducido y Donoso se desgarra. Llamo a Matías para ‘picotearlo’, le pregunté si se animaba para mañana, si se atrevía a jugar de titular. Me dijo que sí. Ganamos 4-0 e hizo dos golazos. A partir de ahí no paró nunca más y eso que era un chico que estaba descartado”, rememoró Dabrowski.

“Para mí es un fenómeno, todos dicen que es introvertido pero él se expresaba en la cancha. Es súper respetuoso. Me acuerdo que tuvimos una charla con él después de una cena y le dije que se preparará, que no sabía dónde iba a terminar su carrera, que estaba para lo más alto. Creo que no me equivoqué”, concluyó el argentino.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    DOMINGO 23 DE SEPTIEMBRE / 17:30 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget