[Opinión] A mantener el foco

Columna alba acerca de la buena victoria del Cacique en Valparaíso, luego de siete años sin vencer a Wanderers a domicilio. 

Por Darío Sanhueza D.L.C. 
@DarioPat 
Panelista DaleAlbo Radio 

Algo más quietas estuvieron las aguas la semana pasada en el Cacique, aunque todavía con el “caso Planillas” sin resolverse, y pese a que todos los antecedentes indican que lo máximo que arriesga razonablemente el Popular es una multa, el mundo de la ANFP y el Tribunal de Penalidades muchas veces cae en un esoterismo digno de corrientes como la cábala o el yoga tántrico, por lo cual sólo cabe desear que el tema se resuelva pronto y que finalmente se descarte, como debe ser, una intención de engañar o defraudar al sistema y en definitiva, si es que hay una sanción, sea a una multa.

Para más remate, otro flagelo ha ido cayendo en el Cacique, como son las lesiones. Una serie de situaciones desafortunadas que hicieron que el equipo no pudiese contar con varios de sus valores en su viaje a Valparaíso, un lugar siempre complicado de visitar y en el cual, para mayor ilustración, llevábamos siete años sin ganar, toda una eternidad para un equipo grande que se precia de tal. A los ya sabidos Michael Ríos y Mati Zaldivia, en las últimas semanas se sumaron Esteban Pavez, Fernando Meza, Pedro Morales y Justo Villar, y por suerte podríamos contar con Claudio Baeza pese a que se resintió en la semana.

Pero decíamos que las aguas han estado más quietas y eso tiene dos grandes fundamentos que han ido de la mano: el rendimiento deportivo y la cantidad de puntos. El equipo sólo había tenido un “pinchazo” a nivel local con el empate en Temuco en un encuentro que, mejor manejado, se debió ganar, pero en todos los partidos restantes fue superior al rival, tanto en el marcador como en el juego, con el matiz de la dificultad que implicó ganarle a un rival directo como O’Higgins.

Guede repitió los diez jugadores de cancha que jugaron muy bien contra la UC, sólo debiendo hacer ingresar a Garcés por el lesionado Justo. Y si bien el equipo no alcanzó en ningún momento la fluidez que tuvo contra los cruzados, sí conservó la contundencia y el peso específico que mostró ante el bicampeón, con algunos rendimientos que comienzan a consolidarse.

Es el caso de Andrés Vilches, que se demoró bastante en llegar, pero al fin tenemos en Colo Colo a un Vilches similar al que la rompió en Huachipato. Más allá de los goles –que evidentemente son lo más relevante–, está corriendo mejor la cancha, aguantando mejor algunos balones e incluso ganando pivoteos, trabajo “sucio” muy necesario en los 9 y que Vilches había mostrado muy escasamente. Ahora incluso un pivoteo tuvo un rédito inmediato, pues le permitió al propio Vilches marcar un temprano 1-0 con una buena definición ante un débil Castellón, tras un pase de Paredes más delicioso que una chorrillana con papas rústicas, huevos de codorniz y carne de wagyú.

De todas formas había que sufrir y era lógico, porque Wanderers es un equipo aguerrido e intenso pese a sus limitaciones, y además tomando en cuenta el viento porteño, que condiciona el trámite de los partidos. Farfán tuvo una muy clara tras un desborde de Parraguez por el costado de Fierro –que de todas maneras ha mostrado progresos en la posición de central derecho–, luego un remate de Parraguez –tras grosero error de Garcés con los pies– que se fue por nada, pero también pudimos ampliar las cifras con una genial jugada de Valdés –gran pase de Vilches– que lamentablemente definió descalibradamente. El partido era más entretenido para el espectador imparcial de lo que uno desea cuando su equipo está jugando.

Una palabrita aparte para el Pájaro. Es cierto que ha perdido precisión en los remates al arco, es donde más se nota que ha ido bajando su rendimiento, pero ha ido recuperando influencia en el juego en los últimos partidos, lo cual es meritorio considerando la edad y recorrido que tiene. Su partido con la UC fue muy bueno, este fue correcto, pero lo importante es que está siendo un aporte y eso es siempre destacable en un jugador que nos ha entregado lindos momentos, y no pocos.

En el segundo tiempo Wanderers buscaba muy ganosamente el empate, encontrando un par de buenas respuestas en un Garcés que, pese a su error con los pies del primer tiempo, sacó la tarea adelante con bastante suficiencia. Y quizás en el mejor momento de los porteños llegó el segundo del Cacique, con un óptimo resultado de los dos cambios que recién había hecho Guede: primero, una muy buena intervención de cabeza de Gabi Suazo –que se había ido a jugar al medio luego del ingreso de Mark González–, y luego con una definición llena de categoría de Iván Morales, que aprovechó muy bien otro pase gourmet del interminable Esteban Efraín.

Quedaba otra prueba por cumplir: si el equipo había aprendido o no las lecciones de Temuco y Botafogo, en el sentido de saber manejar un resultado favorable obtenido en un contexto difícil. Y en ese aspecto el equipo mostró crecimiento, Wanderers prácticamente no llegó y el Cacique manejó los ritmos incluso resignando parte del control de pelota, bajándole un par de cambios a la velocidad del partido para asegurar los puntos.

Se ganó muy bien, con autoridad y sin hacer un gran partido, cosa que sin duda ayuda a la confianza y al fortalecimiento mental del equipo. Pero la leche no está ni siquiera cerca de estar cocida. Colo Colo lleva dieciséis puntos en seis fechas, en los últimos dos torneos la UC salió campeón con 29 y 31, pero da la sensación que en este torneo se van a necesitar más puntos que eso, ha habido pocos empates y hay varios equipos que están cerca, como Iquique, la Unión, Everton y el propio O’Higgins que tiene un partido pendiente, sin dejar de lado a otras escuadras que se puedan envalentonar luego de ganar algunos encuentros.

Es importante que el equipo y el cuerpo técnico mantengan el foco. El discurso público del partido a partido de Guede es favorable en ese sentido, y se va a poner a prueba esta semana, porque si todo circula por cauces normales el Cacique debería imponerse a un Huachipato que viene con tres derrotas en fila, pero después del receso FIFA hay que ir a Iquique y después al estadio de todos los chilenos a jugar con el equipo que hace de local en dicho recinto, desafíos que no sólo están lejos de ser fáciles, sino que son tentadores para perder el enfoque donde debe estar, que es ganarle a Huachipato. Como un peón en el ajedrez, cuadro a cuadro nomás.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    DOMINGO 23 DE SEPTIEMBRE / 17:30 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget