[Opinión] El peor inicio del mundo

Columna alba acerca del retorno del Cacique a las canchas, con un resultado y rendimiento menos que lamentable. 

Por Darío Sanhueza D.L.C. 
@DarioPat 
Panelista DaleAlbo Radio 

Cada inicio de ciclo permite la renovación de las ilusiones. Los futboleros, independiente del equipo del cual seamos hinchas, lo sabemos: cada un año, o cada seis meses en los últimos años, se borran algunas cosas malas, nos ilusionamos con algunas buenas, pero siempre es grata esa sensación del pitazo inicial del primer partido de la temporada, luego de un par de meses sin ver a nuestro equipo de la vida.

La dirigencia se jugó por mantener a Pablo Guede en la dirección técnica pese a la inexcusable dilapidación del torneo anterior, más aun al haberle entregado en bandeja el título al archirrival, y a que el equipo no cuaja un gran partido –no sólo ganando, sino que habiendo jugado bien– desde hace un buen tiempo. ¿Convicción? ¿Obstinación? El presente indica que la balanza se va inclinando al parecer irreversiblemente hacia lo último.

Hay cosas que se han hecho bien. En primer lugar, se trajo a los refuerzos al comenzar la pretemporada. ¿Hace cuánto que no veíamos eso? Además, algo que debería suceder siempre pero que no acontece con tanta frecuencia: los refuerzos son jugadores expresamente solicitados por el técnico –Maturana–, o que al menos constituían opciones razonables dentro de sus listados de prioridades –Orión cuando el que en realidad quería Guede era a Navarro de San Lorenzo–. Se hizo una pretemporada en los tiempos solicitados por el técnico, en un lugar visado por el técnico, donde probó mil quinientas cuarenta y dos variantes técnico-tácticas que permitían, a lo menos, ilusionarse con que el equipo podría refrescar su cabeza luego del aciago fin del torneo anterior.

¿Y qué pasó? Cualquier cosa, y peor de lo imaginable. Más allá del resultado, que da cuenta de una sangría que refleja una diferencia exagerada en lo numérico –y condicionada por deficiencias arbitrales abismantes–, lo más preocupante es el nivel de juego y de convicción del equipo. Uno puede comprender que un equipo esté “duro” en lo futbolístico, que esté poco fino, que haya individualidades con poca sensibilidad en las piernas debido a los trabajos de musculación. Pero los errores defensivos, de sistematización, son inexcusables. Jugar sin laterales implica no sólo que los tres de atrás estén aplicados, sino que el trabajo de los volantes defensivos esté muy aceitado. Nada de eso ocurrió.

Cuesta entender cómo un extraordinario jugador como Julio Barroso pueda convertirse en tan poco tiempo en un central que no dé confianza, como sucedió en Serena. El primer gol de los granates sale desde un lateral, en el cual más encima Baeza gana el pivoteo. El muchacho Mosquera estaba más solo que el Pastor Soto y enganchó una volea en la cual Orión no tuvo mayores cosas que hacer.

La reacción del equipo tras el 1-0 fue muy precaria. A la fragilidad defensiva se sumaba una espesura exasperante al momento de elaborar juego. Ver avanzar a Colo Colo poseía el mismo vértigo que ver caer un fragmento de nutella a un pan de molde, conducido por un nuevamente intrascendente Ramón Fernández y a un Christofer Gonzales algo más activo, pero que de todas maneras no posee el peso específico para jugar en Colo Colo. Paréntesis para destacar la inmortalidad del jugador incaico, que ya se la querría Highlander o Mario Bros luego de comerse una estrella. Salió hasta Justo Villar del equipo y Canchita sigue. Digno de un estudio por parte del National Geographic.

Un par de escaramuzas con un remate de Fernández y una tímida definición de Bolados tras gran recuperación y taco de Paredes –nuevamente a depender de lo que haga el eterno 7, el Pájaro cuando vuelva o la incertidumbre que proporciona la llegada de Valdivia–, nos llevaron al descanso. Algo se recompuso el equipo con la entrada de Rivero, que más allá de mostrar una imprecisión al borde de lo enternecedor, por lo menos mostró a un equipo con un poco más de lógica y brindándole algo de compañía al pobre Esteban Efraín. Pero como la tarde iba a ser espantosa, vino el 2-0 con una jugada terriblemente evitable y con una reacción de Orión realmente muy lenta. Viendo la repetición se ve que no alcanza a sacar los brazos, cosa totalmente preocupante.

El 2-1 de Paredes, golazo, mejoraba un poco un sabor de boca que de todas maneras hasta ese instante era amargo por el nivel de juego del equipo. Pero el escandaloso penal inventado por Osorio y el gol offside de Mosquera terminaron por darle con un bate de béisbol en la cabeza a un equipo que no encontró el más mínimo atisbo de reacción anímica o futbolística.

Comenzar la temporada con una crisis estaba lejos de lo presupuestado. Las respuestas de Guede en la conferencia posterior al partido reflejan un quiebre evidente incluso a nivel público –pese a derrotas anteriores, en público nunca Guede había sido tan drástico al referirse al rendimiento de sus dirigidos–, y que consolidan un estado de situación que pasó de generar algo de ilusión, a convertirse en un presente lamentable y que perfectamente podrían provocar que el equipo quede fuera de Copa Chile en la primera ronda –otra cosa que sería imperdonable, ¿cuántas van?–, y llegar a jugar con toda la presión del mundo la Supercopa contra la UC y el inicio del Torneo de Transición como el único hilo del cual agarrarse durante el resto del semestre.

Por supuesto que hay margen para mejorar, pero el crédito de Guede es absolutamente mínimo. Quedar fuera en Copa Chile –torneo que además ha sido la tabla de salvación del DT– de forma tan prematura sería durísimo, y ya tener que lidiar con un ambiente tóxico en la primera semana de competencia, apenas en Julio, luego del peor inicio del mundo, será una gran prueba para un cuerpo técnico que se ha encargado, lamentablemente, de generar una absoluta desconfianza respecto a sus capacidades para revertir situaciones adversas. La alarma de incendio suena fuerte y el código para apagarla parece extraviado.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    JUEVES 20 DE SEPTIEMBRE / 21:45 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

    Ver información de entradas
  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget