[Opinión] ¿Por qué tanto miedo al contragolpe?

No hay solo un método de juego y Guede está aprendiendo. Sabe que el semestre pasado regaló un título increíble por no abrochar partidos. Ese 2-2 con Temuco después de ir 2-0, ese 2-3 en Iquique, ese 1-1 con Antofagasta. Duelos clave que a la larga le dejaron el título a la U en bandeja. El argentino sabe que si vuelve a cometer errores en Colo Colo puede ver enterrada su carrera como entrenador, como ya vimos con Diego Cagna, Ivo Basay, Omar Labruna y un par más. Guede no quiere eso.

Por Patricio Váquez

@VasquezPatricio

Simplemente no quiere responder. Cuando Guede fue consultado sobre si Colo Colo está jugando de contragolpe en los últimos encuentros, el argentino lo elude, da respuesta generales o a lo más tira que no es apropiado analizar eso en un post partido. Sabe que ha cambiado, sabe que su equipo no está jugando a lo que realmente lo trajeron a él para el cargo cuando echaron a Sierra. Lo sabe.

Pero los números están ahí, a la vista. En los últimos cuatro partido el equipo no ha recibido un solo gol, le disparan poco al arco y, como gran gracia, tiene un poder de fuego que se extrañaba. 10 goles en cuatro partidos que lo tienen allá arriba, junto al opaco e insípido Unión Española como punteros del Transición.

Transiciones rápidas, agrupar gente en el fondo para salir con todo, no solo defender con los tres ya conocidos de memoria: Zaldivia, Barroso y Meza. No, ahora se agregan incluso Baeza, Opazo y hasta Suazo si hay que defender. Y vaya que lo hace de buena forma.

Cuando le toca a él atacar lo hace en serio, un balonazo a los de arriba, a los que saben, tal y como se vio ante Audax cuando Zaldivia habilitó a Paredes para el gol de Morales o cuando Meza hizo lo propio con Rivero para que Esteban anote el 2-0.

Se salta el medio campo, equipo más corto, explosivo, pero siempre con cuidado atrás. Que no le lleguen y no que no conviertan goles. Claro, así terminó empatando de forma increíble con Deportes Iquique cuando lo pillaron de contra, a cinco del final, para un 1-1 que ahora duele, y bastante. ¿Cómo nos veríamos con dos puntitos más? Ah, pero claro, hay que ir para adelante siempre.

“Vayan para adelante”, “¿Jugar de chico a grande? Nunca, esto es Colo Colo”. Pareciera que es la única clave del éxito, muy propio desde la llegada de Bielsa a la selección y la irrupción de Bichi Borghi en el Colo Colo 2006, cuando estaba el Matías mejor de América, Valdivia con 10 años menos, Suazo en su mejor momento y Alexis empezando a dar sus primeros pasos en este del fútbol. Eran otras las herramientas.

No hay solo un método de juego y Guede está aprendiendo. Sabe que el semestre pasado regaló un título increíble por no abrochar partidos. Ese 2-2 con Temuco después de ir 2-0, ese 2-3 en Iquique, ese 1-1 con Antofagasta. Duelos clave que a la larga le dejaron el título a la U en bandeja. El argentino sabe que si vuelve a cometer errores en Colo Colo puede ver enterrada su carrera como entrenador, como ya vimos con Diego Cagna, Ivo Basay, Omar Labruna y un par más. Guede no quiere eso.

Ahora queda que el colocolino, ese que es de verdad, el que fin de semana a fin de semana ha visto en el último mes y medio como este quipo ha ido levantando se pregunte… ¿Es necesario ir para adelante? La respuesta está ahí, a la vista y paciencia de todos. Guede cambió, también pueden cambiar ustedes.

  • PROXIMA FECHA

    VS

    SÁBADO 19 DE ENERO / 00:00 HORAS

    ESTADIO MONUMENTAL

  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget