Pablo Guede en una gran disyuntiva: volcar el foco de los refuerzos a traer un delantero o darle confianza a los juveniles

Tanto Iván Morales como Octavio Rivero se perderán, al menos, el debut de Colo Colo en la Copa Libertadores. 

El comienzo en cuanto a lesiones para Colo Colo no pudo ser más desafortunado. Y es que Iván Morales y Octavio Rivero quedaron fuera de combate, al menos, por dos meses tras sufrir ambos la misma lesión: rotura de menisco de la rodilla izquierda. El longaviano pasó ya por pabellón y el uruguayo tendrá que hacer lo mismo.

Ante esto, Pablo Guede quedó en una gran disyuntiva: traer sí o sí un delantero o bien darle confianza a los juveniles. Esto porque Andrés Vilches y Marcos Bolados partieron a Universidad Católica y, con ello, quedaron en ofensiva activos solamente Nicolás Orellana y Esteban Paredes. Eventualmente, está Luis Salas, pero había sido bajado a la juvenil hace unos días y negociaba un préstamo con Rangers o Unión La Calera.

Dado el panorama, es probable que el DT cambie el foco de los refuerzos y solicite con suma urgencia un ariete. Esto porque los dos “caídos” se perderán, al menos, hasta la primera fecha de la Copa Libertadores y ese partido es fundamental: ante Atlético Nacional en el Monumental.

Si opta por lo segundo, tiene las alternativas de Zederick Vega o el joven de 15 años Luciano Arriagada, recién ascendido al primer equipo.

Tú, ¿qué harías?

  • ULTIMO PARTIDO
  • Ex-Albos en RedGol

    Tienda Dale Albo

    loading widget